martes, 22 de abril de 2014

Google+I+D

Muchas veces lo hemos oído, y desde el Strategic & Research Center lo hemos comentado otras tantas, para que las empresas avancen es necesario que inviertan en I+D+i, eso si, a veces puede resultar peligroso. 


Los alumnos que me han sufrido en clase me lo han oído decir muchísimas veces. No me gustan las empresas tecnológicas, precisamente por el elevado coste en I+D+i, y como el propio avance de la tecnología puede dejarte fuera. Google es un ejemplo del impacto que fuertes inversiones en I+D+i pueden tener en la cuenta de resultados de una empresa.

Google hoy gana mucho, mucho dinero y eso está bien. El problema es que su sector le obliga a hacer cada vez mayores inversiones en I+D, y cada vez se está metiendo en más jardines, y de mayor calado por competir con otros gigantes como Apple, Amazon o Microsoft, algo que no es nada sencillo. 

En el primer trimestre del presente año, las inversiones en I+D llevadas a cabo por Google ascienden hasta los 2.350 millones de dólares. La cuestión es ¿sabrán sacarle provecho? Muchos inversores tienen aún en mente el fiasco de Motorola, adquisición que se le atragantado a Google hasta tal punto que ahora están tratando de vender este Miura a Lenovo, eso si, lo harán con pérdidas. No son pocos los que están preocupados por ver cómo acabará la aventura de Nest Labs, la empresa con la que espera meterse en el negocio de climatización inteligente del hogar, y por la que Google pagó 3.200 millones de dólares.

Personalmente, creo que Google sacará provecho de buena parte de su inversión en I+D. Lo que creo que está sucediendo es que, en su afán por diversificar, se está metiendo en negocios que no conoce del todo, y en los que se está encontrando con una serie de dificultades con las que no contaba. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario